1

Una experiencia… para todos los públicos

Enviado por buscapies el Sep 26, 2010 en El rincón de Marta, Opinión

Marta Rojo Cervera  (16 años, 1º Bachiller)

 imagdisneyWalt Disney dijo hace más de 50 años, “amo más al ratón Mickey que a cualquier mujer que haya conocido.” Y ese amor parecen compartirlo los miles de visitantes diarios que recibe el parque Disneyland París.

Las colas son exageradamente largas, los restaurantes están absolutamente llenos, alrededor del famosísimo castillo se agrupa una multitud tan grande que hace falta tener valor y paciencia para atravesarla, de los lavabos salen unas 50 personas por minuto…

Pero vale la pena.

Todos hemos crecido, como mínimo, con Mickey, Minnie y sus aventuras, en las que eventualmente les acompañan  Pluto, Goofy, Donald y Daisy. Pues puedo decir, y hace muchos años que dejé de ver películas de estos dos ratoncitos, que volver a verlos, y no en la pequeña pantalla, sino paseando por las calles del parque y dejándose querer por su público,  es una sueño hecho realidad.

Por no hablar de experiencias de esas que se quedan en la memoria sin necesidad de fotos que lo recuerden…  Me refiero a cosas como volar de la mano de Peter Pan,  lanzarte al espacio con los simpáticos robots de Star Wars, comer en el Pizza Planet, el restaurante que aparece en Toy Story, entrar en el mítico castillo de Aurora, la bella durmiente o visitar el barco de Piratas del Caribe.

Hay de todo y para todos. Los más peques pueden quedarse jugando tranquilamente en el mini parque de Toy Story, o, subidos en una barquita, disfrutar de lo pequeño que es el mundo con “It’s a small world”, una de las atracciones Disney por excelencia. Para los que buscan emociones fuertes, Disneyland también es el lugar ideal, pues pueden poner a prueba su sangre fría en atracciones tan brutales como el Space Mountain (versiones I y II) o el Big Thunder Mountain. Y si lo que quiere es no cansarse mucho, siéntese y disfrute de espectáculos como CinéMagique, Captain EO o la versión en 3D de “Cariño, he encogido a los niños”.

Un lugar para disfrutar de la infancia o volver a ella. Un lugar que es un sueño, que parece imposible. Pero, como bien dijo Walt Disney, “hacer lo imposible es una forma de diversión”.

Etiquetas: ,

 
-

Descubre Bruselas, la ciudad de Tintín

Enviado por buscapies el May 19, 2010 en Sociedad

El Buscapiés - Tintin. Ilustraciones de Hergé. Editorial Juventud.Existe una Bruselas diferente y las huellas de Tintín, el héroe creado por Hergé, están por todas partes. Con el paso de los años, un auténtico mito se ha desarrollado en torno a nuestro héroe. Las aventuras del joven reportero por todo el mundo siguen despertando pasiones entre nosotros. Tintín es mundialmente conocido pero no podemos olvidar que Bruselas ocupa un lugar primordial en la vida de nuestro querido personaje. Guiados por el infalible olfato de Milú y la colaboración de los famosos detectives Hernández y Fernández, conoceremos una Bruselas diferente. El punto de partida de esta peculiar ruta es la Gare du Midi donde podremos ver un fresco de Tintín, inaugurado el 10 de enero de 2007 y que está situado en el lugar más visible de esta estación. La siguiente parada será en la rue Terre-Neuve, una calle muy tranquila. Las casas de tres plantas de esta calle, son típicas de la vieja Bruselas. Hergé la convirtió en la rue du Labrador. Aquí vivía Tintín, en el segundo piso del número 26. De la calle y del modesto apartamento se habla en los libros “El cangrejo de las pinzas de oro”, “La estrella misteriosa” y en “el cetro de Ottokar”. A diez minutos a pie, tenemos la Place du Jeu de Balle donde cada mañana desde hace un siglo, se pone un gran mercadillo al aire libre llamado “Vieux Marché”. Aquí fue donde Tintín encontró una maqueta de un barco: la del Unicornio, que luego regaló al capitán Haddock.
Puedes leer más  en El Buscapiés de mayo, ¡Ya está en tu kiosco!

Etiquetas: ,

 
-

La isla de Aruba y los piratas

Enviado por buscapies el Mar 30, 2010 en Archivo

Aventuras de piratas en un puerto “mágico” del Caribe Cuenta una vieja leyenda de marinos y piratas que los pescadores de la isla de Aruba señalaban con un montoncito de piedras los enclaves de la costa en los que había buena pesca.
Hoy en día, entre las playas más paradisíacas, hay extensiones plagadas de piedrecitas que miran al mar. Son los “wish rock garden”. Aruba es una isla mágica del Caribe en la que es difícil separar la fantasía de la realidad.
Rumbo al paraíso
La mejor manera de llegar a Aruba es por avión. Se trata de un vuelo transoceánico de poco más de diez horas y el aeropuerto está en Oranjestad, la capital. También podemos llegar como los auténticos piratas, a bordo de alguno de los grandes cruceros que navegan por esos mares. Al poco tiempo de llegar ya podemos disfrutar de un fantástico baño en un paraíso tropical de playas de arena fina, aguas poco profundas y tranquilas… donde antes ya se bañó el Capitan Jack Sparrow y sus temibles piratas de la Perla Negra.
Al abordaje
¿Quién no ha soñado con ser un pirata que parte en busca del tesoro a una isla del Caribe? Aruba es un lugar con muchos pequeños tesoros, pero hay uno especialmente llamativo que es pasar un día de navegación a lo largo de la costa, en un barco al más puro estilo pirata, donde los corsarios nos organizarán múltiples aventuras y actividades, eso si, siempre bajo las ordenes del gran Corsario Barba Roja.
Los pequeños tesoros
Os voy a descubrir algunos de los principales pequeños tesoros que esconde esta preciosa isla. -El “cunuco” o campiña por donde pasean todos los días al sol, las tranquilas iguanas.
-El faro California, que fue edificado en 1910 y que lleva el nombre del navío norteamericano que naufragó en ese lugar dos años antes de construirse el faro.
-El Puente Natural que posa majestuoso por encima del mar y donde los piratas se acercan a tomar sus barriles de ron contemplando el horizonte.
-A los pies de los divi-divi, árbol emblemático de Aruba, es donde los piratas enterraban los cofres con todos sus tesoros.
-El Conchi, también conocido como la piscina natural con las mejores aguas transparentes y tranquilas del caribe, es donde cuentan las leyendas que se bañaban las bellas sirenitas del mar caribe al amanecer.
-El Museo de las Mariposas, donde se alojan 32 especies de estos coloridos insectos de todas partes del mundo.
Así que ya sabéis, no olvidéis vuestro gorro de corsario, la pata de palo y el garfio… y a surcar esos mares repletos de piratas y llenos de aventuras. Sed buenos y hasta nuestro próximo viaje amiguitos.
Enrique Torres

Etiquetas:

 
-

Una Ruta de Cuentos de Hadas

Enviado por buscapies el Mar 4, 2010 en Sociedad

El Buscapiés - Una Ruta de Cuentos de HadasÉrase una vez un país mágico llamado Alemania, donde me hechizaron los escenarios de cuentos como El Flautista de Hameln*, la Cenicienta, la Bella Durmiente, el Gato con botas, Blancanieves o Caperucita Roja. El primer día cuando llegué a Hamburgo, me fui a conocer su puerto, por cierto uno de los más importantes del mundo. Al amanecer del segundo día hice un corto viaje hasta Bremen, una ciudad por cierto con un gran encanto. Visité su maravilloso ayuntamiento y la gran estatua de Roland, ambos son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pero Bremen también es el punto de partida de la Ruta de los Cuentos y la ciudad donde se originó uno de los cuentos más famosos, el de Los Músicos de Bremen, que cada domingo a las 12 se representa junto al Ayuntamiento. El tercer día me fui a Verden, ciudad famosa por sus caballos y donde se encuentra el Museo alemán del caballo. Luego llegué a Hameln, donde viví el cuento del famoso Flautista de Hameln. Los miércoles a las 16 h. se representa el Musical Rats basado en el cuento. Pero lo mejor de Hameln es que es una de las ciudades más bonitas de toda Alemania. El cuarto día visité Polle, donde están las ruinas del castillo donde vivió la Cenicienta. Luego me fui más al sur y llegué a Hofgeismar, pueblo muy hermoso donde está el castillo Sababurg, el auténtico castillo de la Bella Durmiente. El quinto día lo dediqué a realizar una ruta por los alrededores de Kassel, la región conocida como Oberweser, famosa por sus hermosos paisajes en los que vivieron el Gato con botas y Blancanieves. Luego me fui a Göttingen, una ciudad universitaria, en la cual dieron clases los “culpables” de esta mágica ruta: Los Hermanos Grimm. El sexto día fui hacia el sur y llegué a Neukirchen donde visité La Casa de los cuentos de hadas, una exposición que me puso al día de los cuentos por cuyos paisajes estaba viajando. En Schwalmstadt entré en la región que vio nacer a la Caperucita Roja, aunque hoy en día ya no quedan lobos en estos bosques. La última etapa de mi ruta me llevó a Steinau, la ciudad de los hermanos Grimm donde visité su casa. La ciudad es conocida por su gran teatro de marionetas de madera donde se representan los cuentos más famosos de los Grimm.
*Hamlen (Hamelín)
Enrique Torres

Etiquetas: ,

 
-

A la conquista de Andorra en tobogán

Enviado por buscapies el Ene 8, 2010 en Archivo

El Buscapiés - A la conquista de Andorra en tobogánÉrase una vez un pequeño país, entre dos gigantes: Francia y España, que guarda innumerables aventuras en cada uno de sus rincones. Un pequeño país con muchas leyendas y donde las montañas están llenas de curiosos animales y los bosques se recorren en tobogán. Cuenta una leyenda que en el interior del bosque de La Rabassa se escuchan gritos de niños pasándoselo en grande. Sus voces aparecen y desaparecen como si algo mágico estuviera ocurriendo. Yo te voy a descubrir el responsable de esta leyenda. Es el Tobotronc, el tobogán alpino más largo del mundo. Tiene más de 5 kilómetros de recorrido en plena naturaleza.
El Tobotronc está formado vagonetas con capacidad para una o dos personas. No solo vale con sentarse para disfrutar del paseo, estos trineos necesitan a “intrépidos” pilotos como vosotros para manejar sus dos palancas en cada curva y a un atento copiloto que lea las señales de la ruta. Si el Tobotronc te ha despertado el gusto por el pilotaje, tendrás la oportunidad de montar también en miniquads o descubrirás lo divertido que puede ser probar la puntería practicando tiro con arco, como hacían los antiguos cazadores. Aunque el sol brille, la pista de hielo sintético del Campo Base te permitirá patinar sin tener que esperar a que haya nieve.
Ir en busca del lagarto y la marmota
Para los más aventureros os invito a adentraros en sus bosques mágicos para dar con el lagarto y la marmota que allí os están esperando. Os doy una pista para encontrarlos: buscar el valle que parece una “U”. Es la forma que tiene el valle de Incles, situado en la parroquia de Canillo desde que se formó allá por la era glacial. No encontraréis ni mamuts ni dientes de sable, pero os aseguro que veréis también a los amiguitos del lagarto y la marmota: la ardilla, la liebre, el tritón, el corzo o la marta, entre otros.
La leyenda de las brujas y el gato negro
Tenéis que llegar al lago de Engolasters que está a 1500 metros de altitud, donde cuenta la leyenda que aquí existía un pueblo de descreídos que fue engullido por el agua del lago. De noche en el lago las brujas andorranas se juntaban para bañarse y jugar en el agua. Sus habitantes subían a espiarlas y si alguno era descubierto, las brujas lo transformaban en un gato negro. Todas estas aventuras y muchas más sólo las podéis disfrutar en este pequeñito pero gran país que es Andorra.

Etiquetas: ,

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .