1

De lector a personaje

Enviado por buscapies el Dic 6, 2010 en El rincón de Marta, Opinión

Marta Rojo Cervera (16 años, 1º Bachiller)

            Estoy buscando un libro en mi estantería para escribir sobre él cuando lo veo. Es pequeñito, apenas llega a las 50 páginas, y de lomo rojo, en el que no hay escrito ningún título. No me acuerdo de haberlo comprado, ni de que me lo hayan regalado, así que lo saco.

“Una visita nada inocente” reza el título, de Begoña Oro. Lo leo un par de veces para ver si así me viene a la memoria y no lo consigo. Al abrirlo, me fijo en que en la primera página, con letra pequeña,  pone “Edición especial para la clase de 2º de ESO.  Curso 2007-2008” y el nombre de mi colegio.

Me río. Ya lo identifico. ¿Cómo se me había olvidado? Con la gracia que nos hizo… lo abro por la primera página y al cabo de un rato lo he terminado y sigo con una sonrisa en los labios.

“Una visita nada inocente” es un relato de alienígenas. Pero no de alienígenas verdes con tres ojos y seis piernas. Son simpáticos y despistados marcianitos que toman la forma de dos profesores de un colegio cualquiera para preparar el terreno… con vistas a una futura invasión de nuestro planeta.

Pero lo que hace que siga sonriendo no es la historia en sí, buena, en mi opinión, a pesar de su sencillez. Lo más original de este libro son sus personajes que, con nombres como Pedro, Marta, David o Macarena, nos encarnan nada menos que a nosotros, los alumnos y profesores del grupo que en el 2007 y 2008 estaba en 2º de ESO.

Ahora ya recuerdo de dónde salió. Me acuerdo de un pack de libros de lectura que nos dieron al empezar el curso (“Siempre con mis amigos”, “El valle de los lobos” y “Un cocodrilo bajo la cama”, que, por cierto, disfruté mucho). Preguntando a mi profesor de lengua descubro que, antes de darnos la caja que contenía las tres obras que antes he mencionado, retiraron de ella este cuarto libro y nos lo dieron a final de curso, como sorpresa.

El profesor también me cuenta un poco más sobre el proyecto “Nuestro barco de vapor”, al que pertenece el libro de Begoña Oro. Es una mini- colección dentro de la conocida editorial “El Barco de Vapor” que tiene como objetivo fomentar la lectura en todas las edades de una manera diferente. Y es que, ¿a quién no le gusta leer un libro en el que aparece como personaje? Los responsables de la iniciativa recopilan los nombres de todos los alumnos del curso y los incorporan en una plantilla de novela de la que hay varios modelos y temas.

Y es así como me convierto, por primera vez, en salvadora del planeta Tierra.

Cierro el librito y lo meto en la mochila. Mañana se viene conmigo a ver a sus verdaderos protagonistas.

Etiquetas: ,

 
-

¿En qué destacas tú?

Enviado por buscapies el Sep 27, 2010 en El rincón de Mª Carmen, Opinión

Mª Carmen Beneyto

Tal vez se hayan celebrado fiestas en tu lugar de veraneo y se hayan organizado actividades diversas para niños o jóvenes.

Entre ellas, pueden haber sido:

        -Deportivas, como campeonatos de tenis, frontón, padel, ping-pong, natación, atletismo, ciclismo, fútbol, entre otras muchas.

       -O actividades, digamos de afición, como dibujo, música, de escritura, bailes con o  sin playback, canto, también entre otras.

Y puede ser que te hayas apuntado con mucha ilusión con la esperanza de ganar alguna medalla, diploma o premio. Pero cuando ha llegado el momento de competir, igual no hayas quedado en un puesto que esperabas o no hayas ganado ninguna medalla.

Por animarte, te puedo decir que normalmente gana medallas quien  tiene aptitudes para esa actividad (es decir, unas determinadas cualidades que le ayudan a realizarla mejor que a otros) y además, si la practica con regularidad  durante el resto del año. Nadie puede pretender llevarse una medalla si no se esfuerza en ganarla, no sólo durante el campeonato, sino también el resto del tiempo.

Detrás de un campeón deportivo, de un cantante o músico famoso, sea hombre o mujer, hay horas y horas de trabajo, de esfuerzo y de sacrificio. Incluso  los que no ganan y se presentan a un campeonato han dedicado muchas horas que no vemos.

¿Tú ya sabes en qué eres bueno o en qué podrías mejorar?

Si no lo sabes, te recomiendo que hables con tus padres, con tu profesor de Educación física o con tu tutor del cole o Instituto para que te orienten sobre qué actividades te llaman la atención, aunque sea un poquito, porque tal vez en eso puedas destacar y ellos te ayudarán a descubrir si tienes cualidades para ellas. No es bueno que te quedes con la duda de qué hubiera ocurrido si hubieras probado tal o cual actividad o deporte. Si te apetece probarla, te animo a que lo hagas e intentes averiguar dónde la practican si no la realizan en tu Colegio o Instituto: Igual podrías ser un crack en Jockey hierba y no lo sabes. ¿Te vas a quedar con la duda toda tu vida?

O tal vez seas de ese grupo de niños o niñas que digan que no les gusta ninguna actividad extraescolar ¿Has probado varias o sólo una?

Mira, con el tiempo, he descubierto que cada persona destacamos en algo; cada una  es única y  hacemos algo mejor que los demás, y no debemos sentirnos superiores a los otros por esta causa, porque ellos, muy probablemente nos superan en otras cosas a nosotros. Si tú  descubres en qué puedes ser bueno o buena, te podrás superar con tu esfuerzo y dedicación cada día y eso te hará sentir muy bien contigo, incluso cuando vayan pasando los años y seas ya muy mayor.

¡DESCÚBRELO Y DESCUBRIRÁS UN TESORO!

Etiquetas: ,

 
1

Una experiencia… para todos los públicos

Enviado por buscapies el Sep 26, 2010 en El rincón de Marta, Opinión

Marta Rojo Cervera  (16 años, 1º Bachiller)

 imagdisneyWalt Disney dijo hace más de 50 años, “amo más al ratón Mickey que a cualquier mujer que haya conocido.” Y ese amor parecen compartirlo los miles de visitantes diarios que recibe el parque Disneyland París.

Las colas son exageradamente largas, los restaurantes están absolutamente llenos, alrededor del famosísimo castillo se agrupa una multitud tan grande que hace falta tener valor y paciencia para atravesarla, de los lavabos salen unas 50 personas por minuto…

Pero vale la pena.

Todos hemos crecido, como mínimo, con Mickey, Minnie y sus aventuras, en las que eventualmente les acompañan  Pluto, Goofy, Donald y Daisy. Pues puedo decir, y hace muchos años que dejé de ver películas de estos dos ratoncitos, que volver a verlos, y no en la pequeña pantalla, sino paseando por las calles del parque y dejándose querer por su público,  es una sueño hecho realidad.

Por no hablar de experiencias de esas que se quedan en la memoria sin necesidad de fotos que lo recuerden…  Me refiero a cosas como volar de la mano de Peter Pan,  lanzarte al espacio con los simpáticos robots de Star Wars, comer en el Pizza Planet, el restaurante que aparece en Toy Story, entrar en el mítico castillo de Aurora, la bella durmiente o visitar el barco de Piratas del Caribe.

Hay de todo y para todos. Los más peques pueden quedarse jugando tranquilamente en el mini parque de Toy Story, o, subidos en una barquita, disfrutar de lo pequeño que es el mundo con “It’s a small world”, una de las atracciones Disney por excelencia. Para los que buscan emociones fuertes, Disneyland también es el lugar ideal, pues pueden poner a prueba su sangre fría en atracciones tan brutales como el Space Mountain (versiones I y II) o el Big Thunder Mountain. Y si lo que quiere es no cansarse mucho, siéntese y disfrute de espectáculos como CinéMagique, Captain EO o la versión en 3D de “Cariño, he encogido a los niños”.

Un lugar para disfrutar de la infancia o volver a ella. Un lugar que es un sueño, que parece imposible. Pero, como bien dijo Walt Disney, “hacer lo imposible es una forma de diversión”.

Etiquetas: ,

 
-

La generación de los skaters

Enviado por buscapies el Jun 2, 2010 en Opinión

El Buscapiés - La generación de los skatersLas modas cambian y mientras antes los niños salían a la calle a jugar, ahora se pasan la mayor parte del tiempo enganchados al ordenador o a la videoconsola. La nueva era digital está dejando atrás aquellos tiempos en los que los niños se pasaban el día en la calle jugando al sambori, a la comba o a las canicas. Sin embargo, una nueva moda entre los adolescentes está haciendo que se dejen aparcados los videojuegos por unos momentos del día. Se trata del Skate, o como bien se llamaba en tiempos de antaño, el monopatín. Ahora los niños de hoy en día salen a la calle con sus amigos a pasear en Skate y a practicar todas las piruetas que esta tabla de madera con ruedas les permite hacer. Carlos, un niño de 12 años, nos dice: “Me gusta mucho hacer piruetas con mi Skate, es más divertido que intentar hacerlas en un videojuego”. Los Skaters suelen quedar todas las tardes o bien en la calle o en las propias pistas destinadas a la práctica de este tipo de juego. “El ir a las pistas hace que te relaciones con otros Skaters y haces amigos. Es nuestro lugar de reunión”, asegura Carlos. Para los que ya lo habéis probado o para los que todavía no lo habéis hecho, recordad que lo más importante es ir preparado a la hora de practicarlo. Es necesario llevar los equipos de protección adecuados porque sino os podéis hacer mucho daño. Casco, rodilleras, coderas, guantes y si es posible usar zapatillas especiales para Skates. Ha llegado el momento de dejar atrás aquellas tardes cantando la famosa canción del “pelotón número uno” mientras saltábamos a la comba y dejar paso a esta nueva generación que llega sobre ruedas: la generación de los Skaters.
Clara Cerveró

Etiquetas: ,

 
-

Padres, hijos y las redes sociales

Enviado por buscapies el May 30, 2010 en Opinión

El fenómeno de las redes sociales triunfa cada vez más en los jóvenes españoles de entre 14 y 22 años. De hecho el 83% afirman estar enganchados a algunas de estas redes, como Tuenti, Fotolog, Myspace o Facebook, las más conocidas, a las que muchos acceden diariamente. Para los jóvenes es ya casi una necesidad hacer uso de éstas ya que, el objetivo es “conocer gente nueva” y así ampliar el círculo social. También les satisface tener una página web propia en la que colgar vídeos e imágenes, entre otras cosas. Tener una cuenta en alguna de estas redes permite a los jóvenes aprender a manejar las nuevas tecnologías, contactar con viejos amigos, conocer más gente, hacer amigos nuevos y también les permite ser personas más sociables, abrirse más a la gente, olvidando la timidez. Pero a la mayoría de los padres no les agrada la idea de que sus hijos pasen horas delante del ordenador haciendo cosas que ellos desconocen. Para estos, los jóvenes pierden su tiempo enganchados tantas horas a estas redes sociales ya que, además afirman que son perjudiciales para su conducta académica, pues debido al chateo juvenil, entre otros, los errores gramaticales aumentan considerablemente en los jóvenes, lo que les hace cometer cada día más errores de ortografía. Desde el punto de vista de los padres, el tiempo que pasan sus hijos conectados a la red deberían aprovecharlo para leer, ayudar en las tareas de casa o pasar más tiempo con la familia y los amigos. Pero está comprobado que las diferentes redes sociales son cada vez, una mayor fuente de atracción para los jóvenes de hoy en día, lo cual no es tan negativo como muchas personas lo ven. Como todo, si se usa con moderación y controlando adecuadamente la información que se suministra, es un método de distracción que resulta favorable para los jóvenes y presenta numerosas ventajas.
Laura Folgado Catalá 16 años 1º de Bachillerato

Etiquetas: ,

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .