A la conquista de Andorra en tobogán

Enviado por buscapies el Ene 8, 2010 en Archivo |

El Buscapiés - A la conquista de Andorra en tobogánÉrase una vez un pequeño país, entre dos gigantes: Francia y España, que guarda innumerables aventuras en cada uno de sus rincones. Un pequeño país con muchas leyendas y donde las montañas están llenas de curiosos animales y los bosques se recorren en tobogán. Cuenta una leyenda que en el interior del bosque de La Rabassa se escuchan gritos de niños pasándoselo en grande. Sus voces aparecen y desaparecen como si algo mágico estuviera ocurriendo. Yo te voy a descubrir el responsable de esta leyenda. Es el Tobotronc, el tobogán alpino más largo del mundo. Tiene más de 5 kilómetros de recorrido en plena naturaleza.
El Tobotronc está formado vagonetas con capacidad para una o dos personas. No solo vale con sentarse para disfrutar del paseo, estos trineos necesitan a “intrépidos” pilotos como vosotros para manejar sus dos palancas en cada curva y a un atento copiloto que lea las señales de la ruta. Si el Tobotronc te ha despertado el gusto por el pilotaje, tendrás la oportunidad de montar también en miniquads o descubrirás lo divertido que puede ser probar la puntería practicando tiro con arco, como hacían los antiguos cazadores. Aunque el sol brille, la pista de hielo sintético del Campo Base te permitirá patinar sin tener que esperar a que haya nieve.
Ir en busca del lagarto y la marmota
Para los más aventureros os invito a adentraros en sus bosques mágicos para dar con el lagarto y la marmota que allí os están esperando. Os doy una pista para encontrarlos: buscar el valle que parece una “U”. Es la forma que tiene el valle de Incles, situado en la parroquia de Canillo desde que se formó allá por la era glacial. No encontraréis ni mamuts ni dientes de sable, pero os aseguro que veréis también a los amiguitos del lagarto y la marmota: la ardilla, la liebre, el tritón, el corzo o la marta, entre otros.
La leyenda de las brujas y el gato negro
Tenéis que llegar al lago de Engolasters que está a 1500 metros de altitud, donde cuenta la leyenda que aquí existía un pueblo de descreídos que fue engullido por el agua del lago. De noche en el lago las brujas andorranas se juntaban para bañarse y jugar en el agua. Sus habitantes subían a espiarlas y si alguno era descubierto, las brujas lo transformaban en un gato negro. Todas estas aventuras y muchas más sólo las podéis disfrutar en este pequeñito pero gran país que es Andorra.

Etiquetas: ,

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .