Pantalla grande

Enviado por buscapies el Dic 31, 2009 en Cine, Ocio |

Bueno, queridos pantalleros, ya tenemos entre nosotros la obra por la que tanto tiempo hemos estado esperando. Y, francamente, lo primero que hay que recalcar, es que la espera ha valido mucho, mucho, la pena. PLANET 51 es deliciosa. Hay que rendirse ante el trabajo de los profesionales que la han llevado a cabo. A todos los que disfrutamos de las películas de dibujos animados, nos encanta ser espectadores de ese especial universo de fantasía, color y ensoñación que son capaces de elaborar para colmar nuestros deseos. Para que esto suceda, una buena película de animación debe fluir con precisión, soltura y gracia. Si, además, hace que en nuestro coco comience a calentarse alguna reflexión, pues mucho mejor. Debéis saber que lograrlo no es nada fácil. A la costosísima labor propiamente técnico-artesanal, se debe unir el talento de saber aunar todos esos esfuerzos, la historia creada y el ritmo con el que contarla. En todo esto, los profesionales de los EEUU han sido casi siempre campeones. Pues bien, nosotros, habitantes de dos patas con cerebro de este terrenito llamado España, podemos sentirnos muy orgullosos de que un grupo de verdaderos artistas hayan logrado una maravilla como ésta. PLANET 51 está concluida con un grado de perfección técnica realmente mayúsculo. Todas las criaturas están diseñadas con un mimo portentoso. Son un prodigio de expresividad, de simpatía y de ingenio. Nos tronchamos con las andanzas del astronauta Chuk en el planeta de los seres verdes. Pero lo que más me interesa es plantearos la siguiente cuestión: debéis haceros una nueva idea sobre ese concepto tan problemático que es el ser distinto. PLANET 51 nos susurra burlonamente que todos somos iguales cuando admitimos lo extraño sin ningún tipo de prejuicio. Disfrutadla. Su insólito mensaje, bien lo merece.

Etiquetas:

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .