Pantalla grande

Enviado por buscapies el Nov 24, 2009 en Ocio, Opinión |

Imagino que, como yo, todos, por múltiples razones, estaréis esperando la llegada del próximo mes de diciembre. Además de por todas las que nos vienen a la cabeza rápidamente, a mí hay una en particular que me tiene siempre muy ansioso, esto es, con la calva a punto de mutar en brasa de barbacoa: la cartelera cinematográfica. Sí, porque mas o menos a principios del último mes del año todas las más importantes empresas productoras de cine coinciden en atiborrarnos con una buena dosis de estupendo cine infantil. Hemos de esperar algunas semanas para disfrutar, entre otras, de Planet 51 y Lluvia de Albóndigas.
Mientras tanto nos queda el duro mes de noviembre, en el que siempre escasea la oferta que tanto nos entusiasma. Este año hemos de conformarnos con, por ejemplo, G.I. Force, una curiosa producción norteamericana en la que se mezclan animalitos creados por ordenador con actores reales de carne y hueso. Los protagonistas son un gracioso comando de criaturas roedoras muy valientes y muy listas. Son Blatter, Darwin y Juarez, tres intrépidos ratones, que, junto con su amiguito Speaker, un brillante topo cegatón, forman una adiestrada unidad de valerosos agentes de seguridad. Personalmente, he de deciros que a mí la película me parece que no está a la altura de la maestría de Up, Monstruos contra alienígenas, o Ponyo en el acantilado, pero, sin duda, su contemplación os hará pasar un buen rato, pues es una suma constante de espectaculares secuencias de acción. No es mucho, pero para esperar lo que se nos avecina sí nos vale. Lo importante siempre, no me canso de repetirlo, es no cesar en mimar nuestra fantasía.

Etiquetas:

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .