Pantalla Grande

Enviado por buscapies el Nov 11, 2009 en Ocio |

Sabéis los que leéis el sermón sobre cine que os predico desde esta columna, que no me canso de aconsejaros que no ceséis jamás de darle rienda suelta a la fantasía. El cine es un arte que se encarga de cultivarla. Tampoco conviene que la ensoñación se convierta en el único objetivo que alimente nuestras ansias. Conviene darle de vez en cuando un vistazo a eso que está justo en el lado opuesto a la fabulación y que denominamos mundo real. Por mucho que queramos escapar, no somos más que seres humanos. Seres humanos que hemos conformado nuestra existencia a un entorno. Pues bien, hay un tipo de cine encargado de traernos noticias, de acercarnos a ese entorno. Os estoy hablando del cine documental, que es aquel que trata de captar determinadas problemáticas o aspectos del mundo en el que está inmersa nuestra existencia. Se ha estrenado una película titulada OCEANWORLD 3-D. Es un maravilloso documental que tiene la virtud de sorprendernos espectacularmente, pues nos regala la contemplación de la vida submarina de una forma casi palpable, con una cercanía nunca antes vista. Seguimos la evolución de una entrañable tortuguita real y, junto a ella, podemos admirar, en toda su descomunal extrañeza, ese universo de delfines, corales, tiburones, algas y ballenas, que conforma la fauna y flora marina de los océanos de la Tierra. Creedme. Se tiene la sensación de que la butaca de cine se ha convertido en un balcón con vistas privilegiadas al fondo del mar. Id a verla. Mirar nuestro planeta no deja de ser una forma inteligente de saber algo más sobre nosotros mismos.

Etiquetas:

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .