Faros II

Enviado por buscapies el Sep 12, 2009 en Última página |

En esta segunda parte trataremos de explicar conceptos y características de los faros, para qué sirven y la utilidad tan importante que desempeñan en la navegación. Como explicamos en el número anterior, de noche sirven con su luz de guía a los navegantes y actúan de día como punto de referencia. Los antiguos faros y los más modernos, tienen mucho de práctico y eficaz, y han sido y son fundamentales en la navegación, tanto aérea como marítima.
Los faros, unos tienen distintos tipos de luces que los hacen únicos y de uso particular, otros poseen equipo acústico de sirenas para la niebla, de funcionamiento a veces automático.
Los distintos tipos de luces empleados por cada faro son los siguientes: luz fija, luz giratoria lenta que gradualmente alcanza plena visibilidad y desaparece gradualmente, luz de destellos que a intervalos de segundos aparece y desaparece repentinamente, luz de color roja o verde, luz intermitente que a intervalos fijos se enciende y apaga rápidamente, luz intermitente de intervalos desiguales; por ejemplo, fija dos segundos, apagada cinco, fija dos, apagada dos y de nuevo fija dos como al principio y así sucesivamente, luz de destellos agrupados, en que dos o más destellos van seguidos de varios segundos de ocultación, luces fijas que iluminan todo el horizonte, pero de efectos giratorios o intermitentes en ciertas zonas por interposición de pantallas, luz de destellos intermitentes en que una sucesión de destellos rápidos va seguida de un intervalo de ocultación.
Los distintos tipos de lámparas que se emplean se dividen en tres grupos de aparatos de alumbrado de faros, catóptricos, dióptricos y catadióptricos. Algunos faros pequeños, como los empleados en boyas, utilizan todavía el gas acetilénico.

Etiquetas:

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .