Pantalla grande

Enviado por buscapies el Mar 24, 2009 en Opinión |

Se cumplen cinco años de un prodigio. Hace ya un lustro que todos nos quedamos prendados de una diminuta criatura con escamas. Era un pequeño pez payaso de color naranja, que tenía un ala más pequeña que la otra. Se llamaba Nemo. Y de su mano acudíamos a una de las aventuras marinas más emocionantes de la historia del cine. BUSCANDO A NEMO compuso un memorable doble itinerario marino, que nos enseñó a todos que no hay nada más fuerte que la voluntad del ser humano, cuando se trata de lograr un reto imperiosamente vital. El papá de Nemo, el inolvidable Marlin, debía de ser capaz de cruzar un océano en busca de su hijo. Nemo, por su parte, tenía que ingeniárselas para poder salir de un acuario. Dos seres empeñados en la consecución de un imposible. Una hermosa odisea que embarcaba el deseo de un reencuentro.
Puedes leer más en El Buscapiés de marzo, ¡Ya está en tu kiosco!

Etiquetas:

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .