Marco Polo, pasión viajera (I)

Enviado por buscapies el Mar 7, 2009 en Relatos por entregas |

En 1271, un joven veneciano de 17 años, perteneciente a una familia de comerciantes, partió hacia los lejanos y entonces míticos reinos de Oriente acompañando a su padre Nicolás y su tío Mateo.
Ellos habían regresado de un largo viaje que, más de veinte años antes, los había llevado a las tierras del gran Kublai Khan. En aquel primer viaje, que emprendieron en 1250, partieron con el objetivo de establecer nuevas rutas comerciales, y fueron muy bien acogidos por el gran emperador mongol.
Desde que su abuelo Genghis Khan la conquistara en el siglo anterior, China había cambiado su nombre por el de Catay y su lejanía y las leyendas sobre el reino habían mantenido apartados a los occidentales, nadie iba por allí.
La familia Polo fueron los primeros latinos que vio el Khan, y con ellos habló largo tiempo interrogándolos sobre todo lo referente a su civilización, y en especial a su organización política y económica. Sin embargo, Kublai Khan había enviado de vuelta a los Polo con el encargo de rogar al Papa el envío de misioneros cristianos para formar a sus súbditos en arte y matemáticas. En su regreso fueron acompañados por un barón del emperador y su rica comitiva, en embajada diplomática.
Puedes leer más en El Buscapiés de febrero, ¡Ya está en tu kiosco!

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .