El rincón de los mensajes

Enviado por buscapies el Mar 1, 2009 en Opinión |

Si los habéis puesto los mayores, ¿por qué cuando faltan al trabajo o se duermen en él, o nos engañan no les dais una carta de despido y los enviáis al paro como pasa con el resto de la gente?
— Bueno, y ¿qué quieres ser de mayor ? –le preguntó Javier a su hijo Nacho de 9 años.
Y Nacho con la cara más seria que ha puesto nunca responde:
— Quiero ser político.
— ¿Pero qué dices? –contesta Javier asombrado– Vaya cosas más raras que se te ocurren ¿No quieres ser futbolista o tenista o piloto de fórmula 1?
— Qué va papá, qué va, lo tengo bien pensado, todos esos deportes requieren mucho esfuerzo y entrenamientos, y si además no eres de los mejores pues nada. Sin embargo para ser político solo hace falta hablar.
— Pero qué tontería es esa responde Javier cada vez más asombrado. Que sí papá, que sí. Fíjate que hay una señora que manda en no sé qué sitio, que está mucho rato hablando y al final nadie entiende lo que dice y hay un señor papá que siempre se duerme en su puesto de trabajo.
— Pero bueno, ¡esto es el colmo! exclama Javier.
— Que sí papá, que sí y además puedes decir mentiras como otro, que está siempre hablando, y no le pasa nada, y puedes faltar al trabajo y tampoco. ¡Ah! y casi me olvido, hay otros señores que cuando hay votaciones siempre pierden y sin embargo siguen y siguen ¿tu lo entiendes?
— Pero vamos a ver Nachodice Javier al borde de un ataque ¿tú no te das cuenta que esas personas las hemos elegido antes todos para que gobiernen?
— Sí, papá, pero es que no te enteras. Vale y si los habéis puesto los mayores, ¿por qué cuando faltan al trabajo o se duermen en él, o nos engañan no les dais una carta de despido y los enviáis al paro como pasa con el resto de la gente?
— Pero Nacho –dice Javier casi ya sin respuestas ante tal aluvión de preguntas– porque son ellos los que mandan.
— ¿Ves papá? –dice Nacho con aire triunfal– por eso quiero ser político. Y ahora me voy a jugar con mis amigos a los políticos.
Javier, que aún no ha salido de su asombro piensa en las palabras de su hijo y no le queda más remedio que reconocer que tiene toda la razón y se pregunta preocupado qué políticos tendremos mañana con el ejemplo que están recibiendo los que en el futuro les sucederán y mirándose en el espejo del comedor de su casa se dice a sí mismo ¿es esto lo que nos merecemos?

Etiquetas:

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .