“ Los abuelos son un auténtico lujo para la familia”

Enviado por buscapies el Ene 12, 2009 en Aprendiendo con ellos |

Dr. Joaquín Ybarra, Pediatra y director de la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud (EVES)
El Doctor Joaquín Ybarra Huesa lleva muchos años en contacto permanente con todo lo que tiene que ver con los niños, los mayores, la evolución de la medicina en la sociedad, la investigación… Pediatra y director de la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud (EVES), un órgano adscrito a la Conselleria de Sanidad para el apoyo científico-técnico en materia de investigación y docencia, acaba de publicar, con la colaboración de Sacramento Pinazo, Mis Abuelos Me Cuidan. Guía para los “canguros” del Siglo XXI. Será sin duda uno de los libros más buscados.

¿Por qué una Guía para los abuelos?
En los últimos años asistimos a un nuevo fenómeno social. Propiciado por la incorporación de la mujer al mundo laboral, son muchos los abuelos y abuelas que atienden y se responsabilizan del cuidado de sus nietos, a quienes atienden en sustitución de los padres, si no todo el día, sí diariamente de modo habitual. Hoy en día los niños pasan más tiempo con los abuelos de lo que nunca antes habían pasado. Son los nuevos abuelos canguro, que contribuyen muy activamente en el cuidado y la socialización de los niños, de sus nietos.
Los abuelos de hoy son los padres y madres de hace 25, 30 ó 40 años. Ellos aprendieron a cuidar a sus hijos como se hacía entonces, pero muchas de las pautas que conocieron e incluso de las normas que los puericultores aconsejábamos, han cambiado. Los abuelos, para cuidar a sus nietos del mejor modo posible, necesitan saber qué ha cambiado y por qué.
Además, ejercer de abuelos no es igual que ejercer de padres. La responsabilidad fundamental de la educación recae sobre los padres. Los abuelos, tradicionalmente, se han considerado anticuados y saboteadores de la disciplina paterna pero los mimos no están reñidos con la educación y las normas y límites deben de ser compartidos por padres y abuelos. En una familia feliz, cada uno ejerce su rol pero hace falta una comunicación clara y directa para caminar en el mismo sentido.
Existe el “síndrome de los abuelos esclavos”?
Casi todos los abuelos y abuelas experimentan una gran satisfacción cuidando a sus nietos. Sin embargo, todos conocemos algún caso de abuelos, generalmente abuelas, desbordados por sus nuevas obligaciones cotidianas. No es lo mismo cuidar a un nieto que a tres, ni es lo mismo gozar de buena salud que tener achaques, ni es lo mismo tener 60 que 70 años. Los abuelos necesitan su propio espacio dedicado a su cuidado, a sus relaciones sociales e incluso a sus actividades intelectuales. Toda la familia se verá beneficiada si padres y abuelos acuerdan previamente el grado de colaboración que los abuelos pueden llegar a dar, que, sin duda, siempre será con la máxima ilusión y cariño.
Los hijos cuando tienen niños buscan que sus padres se conviertan en super abuelos?
No creo que se lo planteen de modo consciente. Pero es cierto que los abuelos no sólo colaboran en su cuidado. Quieren a sus nietos a cambio de nada y eso los niños lo perciben.. Proporcionan a los niños información de su propio pasado y eso les hace comprender que son diferentes eslabones de un misma cadena familiar que se remonta más allá. Además inculcan valores, porque todo abuelo quiere que su nieto sea buena gente. En fin, si a ello añadimos que los abuelos estén actualizados en los modos de cuidar y contribuir a la socialización del niño, son un auténtico lujo para la familia.
Ahora, con la Navidad, vienen muchos días de fiesta. ¿Dónde acaba el placer de ser abuelos y empieza la “obligación” de serlo? ¿Hay miedo a decir basta, esta noche no me quedo con mis nietos?
Las fiestas navideñas son tradicionalmente días en que la familia se reúne y es generalmente en casa de los abuelos. Mientras abuela y abuelo están presentes, e incluso con la falta de uno de ellos, son un lazo de unión familiar. Eso es lo que desean y lo que les llena de satisfacción. Pero es probable que los abuelos quieran reunirse también algún día con sus amigos y no cabe ninguna imposición para que dejen de hacerlo. Los padres harán bien en consultar con los abuelos antes de adquirir compromisos que den por supuesto que los abuelos se quedan en casa, y cuando lo hagan, no estaría de más que les dieran muestras de cariño y agradecimiento.
Uno de los objetivos de la campaña benéfica “Esta Navidad todo en caja” que se lleva a cabo en Valencia, es defender el Derecho a jugar. ¿En qué medida desde el punto de vista médico es importante el juego para los niños?
Jugar es no sólo un derecho, sino una obligación de los niños. El juego es un recurso creador, tanto en el sentido físico como en el mental, social y ético. El potencial educativo que encierran los juegos y juguetes debe aprovecharse para estimular las capacidades del niño. Pero debe evitarse una actitud consumista del niño hacia los juguetes y es bueno que sepan que todo no se puede tener. Por otra parte, más importante incluso que los juguetes es que los padres, los abuelos, los hermanos y otros niños juguemos con ellos. Al jugar con el niño sin necesidad de juguetes le enseñamos el valor de lo que no cuesta nada: el cariño, la palabra, la risa,…Los juguetes son una herramienta para ayudar al desarrollo madurativo del niño y deben seleccionarse valorando que sean seguros, versátiles, adaptados a la edad y al gusto del niño, que no inciten a la violencia ni la discriminación y que sean prácticos.
Los hijos cuando tienen niños buscan que sus padres se conviertan
en super abuelos?
No creo que se lo planteen de modo consciente. Pero es cierto que los abuelos no sólo colaboran en su cuidado. Quieren a sus nietos a cambio de nada y eso los niños lo perciben.. Proporcionan a los niños información de su propio pasado y eso les hace comprender que son diferentes eslabones de un misma cadena familiar que se remonta más allá. Además inculcan valores, porque todo abuelo quiere que su nieto sea buena gente. En fin, si a ello añadimos que los abuelos estén
actualizados en los modos de cuidar y contribuir a la socialización del niño, son un auténtico lujo para la familia.
Ahora, con la Navidad, vienen muchos días de fiesta. ¿Dónde acaba el placer de ser abuelos y empieza la “obligación” de serlo?
¿Hay miedo a decir basta, esta noche no me quedo con mis nietos?
Las fiestas navideñas son tradicionalmente
días en que la familia se reúne y es generalmente en casa
de los abuelos. Mientras abuela y abuelo están presentes, e incluso con la falta de uno de ellos, son un lazo de unión familiar. Eso es lo que desean y lo que les llena de satisfacción.
Pero es probable que los abuelos quieran reunirse también algún día con sus amigos y no cabe ninguna imposición para que dejen de hacerlo. Los padres harán bien en consultar con los abuelos antes
de adquirir compromisos que den por supuesto que los abuelos se quedan en casa, y cuando lo hagan, no estaría de más que les dieran muestras de cariño y agradecimiento.
Uno de los objetivos de la campaña
benéfica “Esta Navidad todo
en caja” que se lleva a cabo en Valencia, es defender el Derecho a jugar. ¿En qué medida desde el punto de vista médico es importante
el juego para los niños?
Jugar es no sólo un derecho, sino una obligación de los niños. El juego
es un recurso creador, tanto en el sentido físico como en el mental, social y ético. El potencial educativo que encierran los juegos y juguetes debe aprovecharse para estimular las capacidades del niño. Pero debe evitarse una actitud consumista del niño hacia los juguetes y es bueno que sepan que todo no se puede tener.
Por otra parte, más importante incluso que los juguetes es que los padres, los abuelos, los hermanos y otros niños juguemos con ellos. Al jugar con el niño sin necesidad de juguetes le enseñamos el valor de lo que no cuesta nada: el cariño, la palabra, la risa,…Los juguetes son una herramienta para ayudar al desarrollo madurativo del niño y deben seleccionarse valorando que sean seguros, versátiles, adaptados a la edad y al gusto del niño, que no inciten a la violencia ni la discriminación
y que sean prácticos.

Etiquetas: ,

Copyright © 2017 El Buscapiés, el periódico para toda la familia Todos los derechos reservados. Aviso legal y política de privacidad

Diseñado por PEMAS Servicios Profesionales, S.L. y Laptop Geek .